Just another WordPress.com site

CABLES COAXIALES Y CABLES DE COBRE

Las líneas de transmisión de conductores paralelos son adecuadas para aplicaciones de baja frecuencia. Sin embargo, con las altas frecuencias aumentan demasiado las perdidas por radiación y en dieléctrico, así como su susceptibilidad a la interferencia externa. Por lo anterior, se usan mucho los conductores coaxiales en aplicaciones de alta frecuencia, para reducir las pérdidas y para aislar las trayectorias de transmisión. El cable coaxial básico consiste en un conductor central rodeado por un conductor externo concéntrico, a distancia uniforme del centro. A frecuencias relativamente altas, el conductor externo coaxial proporciona un excelente blindaje contra la interferencia externa. Sin embargo, no es económico usar un blindaje con frecuencias de trabajo relativamente bajas. También, casi siempre el conductor externo de un cable coaxial se conecta a tierra, y eso lomita a su empleo a aplicaciones desbalanceadas o asimétricas.

Fundamentalmente, existen dos categorías de cables coaxiales: Para transmisión en banda ancha, los cuales posees una impedancia característica de 75 ohmios. Utilizado en transmisión de señales de televisión por cable (CATV, “Cable Televisión”); Y para transmisión en banda base, con una impedancia característica de 50 ohmios. Utilizado en LAN´s. Dentro de esta categoría, se emplean dos tipos de cable: coaxial grueso (“thick”) y coaxial fino (“thin”).

 VENTAJAS

•La protección de las señales contra interferencias eléctricas debida a otros equipos, fotocopiadoras, motores, luces fluorescentes, etc.

•Puede cubrir distancias relativamente grandes, entre 185 y 1500 metros dependiendo del tipo de cable Usado

Por otro lado, los cables de cobre  ha sido el material preferido por las comunicaciones de corta y de larga distancia y ha disfrutado de un crecimiento sostenido durante los últimos 50 años.La mayoría de los cables de cobre tienen una impedancia característica de 50, 52 o 75Ω. En la década de los ochenta, el cobre se benefició de la revolución del fax. Se instalaron muchas segundas líneas telefónicas con el fin de utilizarlo. Más recientemente, Internet ha incitado a muchas personas a instalar líneas adicionales y, por supuesto, el aumento lógico del número de viviendas y de oficinas, y el aumento del poder adquisitivo en general, ha hecho aumentar el número de líneas telefónicas en servicio y con ello el consumo de cable de cobre.
Al mismo tiempo, el desarrollo tecnológico ha ocasionado cambios fundamentales en los procesos de transmisión de datos, principalmente por el creciente uso de la comunicación por satélite, la comunicación inalámbrica y el uso creciente de la fibra óptica.
Aunque el uso del cable de cobre se ha visto afectado, aún está lejos de ser obsoleto. Más bien al contrario, el cobre está presente en la mayoría de estas tecnologías. Además, forma parte integrante de los nuevos procedimientos de transmisión, HDSL y ADSL (Líneas de Abonados Digitales), y se puede ampliar la capacidad de transmisión de datos de los cables de cobre bobinados ya existentes hasta la capacidad de la fibra óptica, evitando así los gastos derivados del cambio de sistema.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s