Just another WordPress.com site

CABLES BALANCEADOS Y NO BALANCEADOS

El ruido inducido a través de las líneas de transmisión es uno de los grandes problemas a los que ha de enfrentarse la electroacústica. Siempre hará falta un blindaje en forma de malla en los conductores que transmiten la señal desde la fuente a los equipos que han de amplificarla. En los sistemas domésticos se recurre normalmente a las líneas no balanceadas, que consisten en cables coaxiales con un camino de “ida” y otro de “vuelta” para la señal. Para la ida se emplea un conductor interior conocido como “vivo”, mientras que para el retorno hay una malla que rodea a este conductor interior. Esta malla, conectada al chasis del amplificador (punto común o de masa), también impide parcialmente que cualquier interferencia eléctrica externa alcance al conductor interior o “vivo”, pues será conducida a masa. Si no fuera por este apantallado, siempre tendríamos un molesto zumbido procedente de la red, que haría inaudibles las reproducciones. Y si no, pruébese a hacer la conexión con un cable paralelo corriente; el desastre estará servido.

En los sistemas domésticos este método de protección funciona bastante bien, pues los elementos que la requieran estarán cercanos entre si, y serán pequeñas las longitudes de cables para interconectarlos.

En los equipos profesionales el discurso cambia totalmente: la malla aísla bien de las inducciones eléctricas, pero no de las magnéticas, ante las que se porta como un conductor. Si el cable blindado simple corta a un campo magnético, en cada uno de los conductores aparecerán tensiones de ruido de distinto signo, pero también de distintas magnitudes, lo que provocará una diferencia de potencial entre ellos. Esta D.D.P. (Delivery Duty Paid – Entrega de destino con derechos pagados)  se manifestará como una tensión de ruido (véase el gráfico A). Tal cosa puede suceder incluso con longitudes de cable menores de 5 metros, y en aplicaciones profesionales pueden requerirse largas distancias para unir los micros o los instrumentos musicales eléctricos con los equipos de pre amplificación y mezcla. Además, las altas exigencias propias del sonido profesional hacen intolerable cualquier inducción de ruido.

Está claro que el campo profesional requiere de otro procedimiento, y aquí entran en juego las líneas balanceadas flotantes, también llamadas simétricas, equilibradas o diferenciales (véase el gráfico B). Estas conexiones emplean dos conductores trenzados entre sí (más adelante hablaremos de ellos). La malla que los rodea actúa exclusivamente de blindaje, y no hace simultáneamente de conductor de retorno, como sucedía en el cable apantallado simple. Como podemos ver en la imagen, la señal del micrófono se envía por estos dos conductores internos trenzados al primario de un transformador, a través de un cable apantallado balanceado que puede llegar a tener varias decenas de metros. En este primario existe una toma media conectada a masa. Gracias al entre-trenzado de los dos conductores internos, las tensiones parásitas inducidas serán de signo opuesto, pero de igual amplitud en cada conductor interno. Por tanto, al llegar a este primario, se cancelarán entre sí, mientras que en el secundario tendremos la señal deiferencial de audio suministrada por el micro, limpia y sin ruidos.

Analicemos un poco más la estructura de estos cables balanceados. El tipo más empleado es el conocido como cuadrete o multipar, con cuatro o más conductores trenzados entre sí, de forma que todos ellos queden expuestos por igual a las posibles interferencias a lo largo de toda su longitud. En efecto, en los conductores dobles no trenzados, la fuente inductiva siempre estará más cerca de uno que del otro, por lo que las amplitudes inducidas en ellos serán distintas, y aunque estas inducciones tengan un sentido contrario en uno y en otro, la d.d.p. entre ellos será distinta de cero. El siguiente gráfico aclarará esto un poco.

Los conectores usuales para estas líneas balanceadas son los conocidos como Canon (por ser esta la primera marca que los comercializó) o XLR (eXternal Live Return). Normalmente los conectores macho (con patas) se ubican en las salidas, y los hembra (con orificios) en los paneles de entrada. Es decir, las patillas apuntan en el sentido de la señal, y teniendo en cuenta este detalle, se evitarán confusiones a la hora de efectuar el conexionado. La patilla de masa es la primera que se conecta, evitándose así molestos chasquidos. Estos conectores disponen de un clip de seguridad, que debe pulsarse para extraerlos. De esta forma se evitan desconexiones accidentales.

Mas informacion:

http://www.elgramoforo.esforos.com/lineas-balanceadas-flotantes-t215

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s